El labial rojo se ha convertido en un elemento imprescindible de nuestra cartera. Es una opción ideal tanto para looks deslumbrantes de noche, como para lucir un maquillaje muy tranqui con unos labios súper intensos como protagonistas. A pesar de todo, no es un cosmético fácil de aplicar y para que quede perfecto, es esencial estar al tanto de algunos consejos.

1. Elegí el tono que más te favorece: Hay muchísimos tonos de rojo y no todos nos sientan igual de bien. Para encontrar el ideal, lo mejor es tener en cuenta el tono de nuestra piel. Las pieles frías que tienden hacia tonalidades azuladas o rosadas, se ven más favorecidas con labiales rojos pasión o con matices rosas, como el rojo frambuesa. En cambio, a las pieles cálidas, que tienden a tonalidades más amarillentas o doradas, les sientan mejor los rojos anaranjados que les aportan luminosidad.

2. Brillo o mate: Si al elegir un labial rojo, dudás entre tonos brillantes o mate, el grosor de tus labios puede ayudarte a decidir. Y es que los rojos mates son mejor opción para los labios muy voluminosos y, por el contrario, los brillantes e incluso los gloss para aquellos labios más bien finos.

3. Labios hidratados: Este paso es fundamental antes de usar un labial rojo. Como sabemos, cualquier pintalabios se va a ver mal si nuestros labios no están bien hidratados. Por eso exfoliá e hidrata tus labios con un manteca de cacao antes de aplicar el labial.

4. Mayor precisión: Si aplicamos el labial rojo directamente con la barra es muy probable que queden algunas áreas sin maquillar, sobre todo los bordes de los labios. Para evitarlo, rellená los huecos que no han quedado del todo pigmentados con un pincel específico para maquillar los labios. Con esto, quedarán perfectamente definidos y más voluminosos.

5. Rojo más intenso: ¿Necesitas que tu labial rojo se mantenga intacto por mucho tiempo? Puedes lograrlo usando un perfilador de labios del mismo tono antes de aplicar el labial. Además, con este sencillo paso podrás dar una forma más bonita a tus labios y potenciar su sensualidad.

6. Perfeccioná: No siempre el labial nos queda bien a la primera, por lo que si te has salido un poco del contorno, no olvides corregirlo. Es muy difícil remover un pintalabios rojo, y la mejor forma de hacerlo es aplicando un poco de corrector sobre esos pequeños errores con la ayuda de una brocha.

7. Fijación: Sellá tu pintura de labios y lucí un color intenso durante horas y horas, aplicando un fijador de maquillaje por todo el rostro. También puedes recurrir a otros trucos convencionales como extender sobre los labios un poco de corrector o base de maquillaje justo antes de usar el labial rojo.

Fuente: chicastips.com 

Comentarios:

Todavía no hay comentarios

Compartir en: