Es común tener dudas y preguntas respecto al cuidado de nuestro cabello y piel. Nuestro equipo de especialistas responde las preguntas más frecuentes que nuestras consumidoras nos hacen.

El cabello técnicamente está muerto, por lo tanto no puede generar acostumbramiento a un producto. Pero frecuentemente puedes sentir que su shampoo y acondicionador preferidos ya no tienen e efecto deseado sobre tu cabello. Esto puede ocurrir principalmente debido a restos de productos para peinados aplicados en exceso, cambios del tiempo, cambio de estilo de peinado, alteraciones hormonales, etc. Todo lo anterior, puede modificar la textura y el comportamiento de tu cabello, lo cual puede dar la sensación de que el shampoo y acondicionador no están surtiendo efecto.

Una opción ante la sensación de acostumbramiento es alternar entre dos variedades de tu marca de shampoo y acondicionador, de este modo adaptas los productos que empleas a los cambios de tu cabello. Por ejemplo en verano puedes alternar en nuestras variedades de Shampoo y Acondicionador Duc Reparación Profunda con Vita Complex + Calcio y Duc Frizz Out con Bio Serum.

Es muy importante cerciorarte de que estés usando productos de calidad y adecuados a tu tipo de cabello.

No existe un cronograma correcto sobre cuándo hay que lavarse el cabello, esto dependerá de la estructura de tu cabello, el estilo de peinado y el estilo de vida (por ejemplo, la frecuencia con que vas al gimnasio, el clima donde vives, la contaminación ambiental de tu ciudad, etc.). Lo importante es mantener el pelo limpio y protegido del daño.

Resulta clave emplear shampoo y acondicionador apropiados a la estructura del cabello, para asegurarnos de que reciba el cuidado que necesita, más allá de la frecuencia con la que te laves el cabello.

En resumen , los shampoos y acondicionadores, están formulados para mejorar efectivamente el estado del cabello, inclusive con el uso diario, por lo tanto no es malo para el cabello lavarlo con frecuencia.

Para un cuidado diario te sugerimos utilizar Shampoo y Acondicionador Duc Nutrición Diaria con Alpha Keratina y Protección UV, su fórmula protege el interior del cabello, fortaleciendo su estructura, influyendo en el brillo y manteniendo el color frente a las radiaciones decolorativas.

Utilizar acondicionador en cada lavado, brinda muchos beneficios, como por ejemplo, evitar que el cabello se quiebre y enrede, ayudar a crear un cabello brillante, suave y liso. Los agentes acondicionadores suavizan la cutícula y brindan un cabello suave que luce saludable. Para maximizar los beneficios, debes utilizar el acondicionador que sea adecuado para la estructura y necesidades específicas de tu cabello, mejor aún si utilizas shampoo y acondicionador de la misma variedad, para obtener los resultados esperados.

Todos nuestros productos Duc para el cuidado del cabello han sido investigados y formulados científicamente con ingredientes seguros y efectivos. En nuestro centro de perfeccionamiento Duc Biotech Lab, trabajamos para alcanzar los más altos niveles de calidad, vanguardia y satisfacción. Con el aporte de reconocidos equipos de especialistas internacionales, trabajamos alineados a las tendencias mundiales, con ingredientes seguros, muchos de los cuales no sólo son altamente eficaces sino son empleados por profesionales del cuidado del cabello y en líneas de tratamientos capilares profesionales.

Todos nuestros productos para el cuidado del cabello y de la piel Duc han sido sometidos a pruebas rigurosas para garantizar que sean seguros y que ofrezcan beneficios importantes para el pelo y la piel.

Debido al desgaste diario, el cabello pierde sus propiedades de hidratación naturales y en consecuencia se daña de forma gradual. En ausencia de las propiedades de hidratación natural (que controlan el movimiento de la humedad dentro y fuera de cada hebra de cabello), el mismo se vuelve propenso al frizz (en un clima húmedo) y a la estática (en un clima seco), por ello resulta fundamental mantenerlo hidratado.

Nuestras fórmulas están especialmente pensadas para mantener tu cabello hidratado, a través del Extracto de Seda presente en todas nuestras variedades, que debido a su alto contenido en aminoácidos lo convierte en un eficaz agente natural de hidratación.

La humedad es la causante del frizz en el cabello.

Enlaces internos temporales de cada cabello (enlaces de hidrógeno), se disponen durante el proceso del peinado. La humedad, es el gran enemigo de la suavidad, puede reordenar estos enlaces muy rápidamente. Las condiciones húmedas implican un contenido de vapor de agua mayor en el aire, lo que desestabiliza los enlaces del peinado y le devuelve al cabello su patrón natural, lo que para nosotros significa cabello con frizz.

Los productos que combaten el frizz, ayudan a proteger la estructura de cada hebra de cabello y a controlar la humedad dentro y fuera de las fibras capilares. Te recomendamos probar Shampoo y Acondicionador Duc Frizz Out con Bio Serum, que mejora el manejo del cabello rebelde, otorgando definición y suavidad, a través de la eliminación del efecto frizz.

Existen 4 aspectos que ayudan a tener un brillo intenso en tu pelo, estos son: suavidad, pureza, regularidad y reflectividad. Respecto a la suavidad, la superficie del cabello debe ser lisa y sin irregularidades. Además las capas claras de la cutícula, no deben estar sucias con restos de productos para peinar (pureza). Para tener un cabello brillante, se necesita regularidad en su textura, de modo que la luz pueda rebotar del cabello al ojo en un ángulo controlado.

La superficie naturalmente reflectiva del cabello puede ser mejorada con ciertos ingredientes que reflejan la luz radiantemente para maximizar el brillo del cabello. La estructura prismática del brillo de la seda, reflejan la luz en múltiples ángulos, brindando un brillo único, a través de nuestros shampoos y acondicionadores Duc con Extracto de Seda.

El cabello débil se caracteriza por una tendencia hacia el quiebre, ya que ha perdido los “ingredientes” estructurales como proteínas y lípidos. Las puntas abiertas (o florecidas como suele llamarse), son el signo más revelador del cabello débil, además el enredo excesivo, una apariencia más opaca y una sensación más áspera de lo normal son todos signos de que el cabello se ha debilitado.
El proceso del teñido, cambia la estructura del cabello. El cabello teñido puede ser más susceptible al quiebre, ya que los productos químicos del teñido, pueden quitar a la cutícula la capa de lípidos protectora del cabello. Es por ello que resulta importante, utilizar productos especialmente formulados para el cabello teñido, ya ayudarán a restaurar la resistencia del cabello al daño y a proteger su color. Te recomendamos utilizar shampoo y acondicionador Duc Color Luminoso con Color Fix.

El aspecto opaco del cabello teñido, se debe principalmente a la degradación que sufren las capas exteriores del cabello durante el proceso de coloración, lo cual vuelve la superficie del cabello irregular, áspera y opaca.

Cuando el cabello es ondulado, sus giros generan puntos áspero en la capa de la cutícula, por lo tanto las fibras regulares no suelen estar alineadas. Esto hace que se disperse la luz, lo que le brinda una apariencia opaca.

Recomendamos probar Shampoo y Acondicionador Duc Brillo Intenso con Active Gloss, que brinda suavidad y resplandor al pelo, logrando un brillo profundo y homogéneo.

Tu pelo en verano se ve afectado por el sol y también por el cloro de las piletas. La luz ultravioleta degrada el pigmento del cabello decolorándolo, lo cual trae como resultado un cabello más claro. Los rayos UV pueden hacer que el cabello pierda proteínas, lo que constituye una forma de daño. Además, la decoloración del cabello expuesto al sol puede resecarlo. Trata de usar sombrero si piensas estar al sol por un período prolongado.

Por otra parte, el cloro provoca un efecto áspero en tu pelo, la magnitud del efecto áspero e tu cabello depende del tipo de cloro, el tiempo de exposición y el nivel de cloro en el agua. Lo importante es luego de una exposición del cabello al cloro, enjuagarlo con agua limpia tan pronto como sea posible.

A lo largo de nuestras vidas, el cabello atraviesa un ciclo de crecimiento natural. En un determinado momento, la mayoría de las fibras capilares crecen activamente, mientras que un pequeño número de folículos pilosos desprenden sus cabellos para tomarse un breve descanso, lo que provoca la caída. A medida que envejecemos, la cantidad de folículos pilosos que se rompen aumenta, lo que puede causar un cabello más fino. Para las mujeres el proceso comienza alrededor de los 40 años, según estudios realizados.

El daño del cabello también puede contribuir a la caída del mismo. Con un daño del cabello extenso, las fibras pueden empezar a desmenuzarse. Es posible que percibas esta caída de cabello cuando te peines y veas más cabellos en el cepillo o más cabellos cargados de estática en tu cabeza. Lo normal para la mayoría de las personas, es perder entre 80 y 100 hebras de cabello por día.

El estrés del calor y los peinados, la excesiva fricción e incluso el clima natural pueden dañar la cutícula y degradar sus capacidades protectoras, lo que provoca que se dañe el cabello. Si se produce daño suficiente, la cutícula ya no puede mantener envueltos juntos los componentes de la fibra interna, lo que provoca las puntas abiertas.

Algunas medidas para mantener el cabello sano son: usar solamente un peine de dientes anchos para desenredar el cabello húmedo, no secar enérgicamente el cabello húmedo con la toalla, cepillar el cabello sólo cuando sea necesario y usar un acondicionador cada vez que te laves el cabello.

Los acondicionadores para el cuidado del cabello pueden minimizar el daño que pueden provocar las prácticas de peinado diarias y el clima natural, y ayudar a evitar la formación de puntas abiertas. Pero no existe una solución permanente para las puntas abiertas, por lo tanto deberás cortarlas para evitar que las puntas abiertas se propaguen y se conviertan en fibras abiertas.

La piel es un órgano, y el estrés genera una reacción fisiológica en tu cuerpo que trae como resultado la producción de cortisol, conocida por los científicos como “la hormona del estrés”. El cortisol provoca la inflamación de los órganos de tu cuerpo, incluyendo la piel. Y al igual que todos los órganos, puede inflamarse. ¿Qué trae aparejado? Los poros inflamados se obstruyen con mayor facilidad. El colágeno inflamado trae aparejada la aparición de arrugas. Otros signos de inflamación de la piel pueden ser picazón, resequedad, y acné.
La verdad es que llevamos el estrés en nuestra piel. Lo importante es, ¿qué podemos hacer al respecto? Usa tu mente para evitar las marcas del estrés en tu piel. Hacete tiempo para vos, para reducir la tensión:rRelajate tomando un buen baño o una ducha, tomá un masaje y , por supuesto, cuidá tu piel: mantenela hidratada humectándola todos los días.

Probá nuestra crema corporal Duc con Extracto de Seda – Anti Stress Luminosa con Vitamina E y Extracto de Melisa, que provee oxígeno al tejido celular y previene la acción de radicales libres. Además el Extracto de las hojas de Melisa tiene propiedades relajantes, tranquilizantes, muy beneficiosas en situaciones de estrés.

Bañarse o ducharse con frecuencia con agua caliente es el factor principal de la resequedad de la piel. Además de ello, los mismos productos que usas para la limpieza de tu piel pueden contener químicos abrasivos que podrían causar resequedad de la piel y provocan que tengas la piel seca.

¿Cuáles son las soluciones para evitar la piel reseca debida a la ducha? Utilizá jabones de belleza humectantes, Ellos te pueden ayudar a combatir la resequedad de la piel mientras te bañás o duchás. Probá nuestros jabones cremosos Duc con Extracto de Seda, que con su alto contenido en aminoácidos resultan un eficaz agente natural de hidratación.

Cualquier producto puede provocar alergias, fundamentalmente depende de la predisposición individual de cada piel y su sensibilidad. Pero es un mito que sólo debas usar únicamente productos naturales, buscá recomendación y asesoramiento para el uso de productos dedicados al cuidado de tu piel.
Es falso creer que durante el invierno no necesitamos una crema hidratante para el cuidado de nuestra piel, debido a que no estamos expuestas a los rayos del sol. Justamente es en el invierno cuando hay que prestarle mayor atención a la piel para que no sufra los agudos cambios de temperatura. La lubricación natural de la piel, puede verse reducida en los días más fríos y húmedos, debido a que transpiramos menos, y también por el uso de medias, lo que provoca que la piel se reseque con mayor facilidad. Cuida tu piel, todos los días con nuestras cremas Duc Hydramilk, que aporta los nutrientes necesarios para un mantenimiento correcto de la piel, permitiendo mantener las condiciones de hidratación y tersura en el cuidado diario.
El mejor momento para utilizar un jabón exfolainte, es durante la ducha, porque se eliminan fácilmente las células muertas, limpiando profundamente la piel de tu cuerpo y estimulando la renovación celular. Probá nuestro jabón cremoso Duc con Extracto de Seda Micro Exfoliante con Minerales, que elimina los desechos de la piel y promueve el rejuvenecimiento epitelial suavizando las imperfecciones. Otro consejo: reducí la temperatura y duración de tus duchas o baños de inmersión. El agua caliente seca la piel, y también el uso de esponjas tanto si son sintéticas o vegetales
En verano, para evitar quemaduras y otros daños, es esencial el uso de un protector solar, incluso en los días nublados. Así podrás prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y las enfermedades causadas por excesiva exposición al sol. Evitá bañarte o ducharte con agua fría, aún en los días de mucho calor, porque obligás a tu cuerpo a trabajar más para mantener su temperatura normal, y en vez de sentirte fresca, puede que incluso transpires más. Mimá tu piel dándote un baño con agua tibia; y , al finalizar, aplica una crema Duc hidratante por todo tu cuerpo.